lunes, 16 de febrero de 2015

EDUARDO MARECHAL: "NADIE TUVO INTERÉS EN QUE ME QUEDARA"

El histórico jugador de UdeConce dejó la insitución luego de ocho años, por temas económicos y técnicos.
En el mundo del deporte los ciclos son mucho más cortos de lo que se piensa, respecto a los de la vida, en que por muchos años cuesta avanzar de una etapa a otra.
En el caso de Eduardo Marechal, su ciclo con la Universidad de Concepción tuvo un abrupto término, después de ocho años.

Un periodo prolongado en el básquetbol y similar al paso de la adolescencia a la adultez. Desde su llegada en 2007, "Lalo" siempre fue un jugador importante. Con carácter, prestancia en el parqué y un talento innato para el básquetbol, supo ganarse el respeto de sus compañeros y de los simpatizantes del "Campanil", convirtiéndose en uno de los referentes del equipo junto a Evandro Arteaga.

Además consiguió varios logros, entre ellos los títulos de la Dimayor (2008, 2009, 2012), labcentro (2007, 2014) y la Copa Chile (2014). Luego de que oficializara su llegada a Tinguiririca San Fernando, Marechal dialogó con El Sur y entregó algunos detalles de su salida.

"Si, es verdad que dejé la Universidad de Concepción", es su primera frase al otro lado del teléfono.

- ¿Cuáles fueron los motivos que detonaron la salida del club?
- Más que todo fue por un tema económico. El año pasado se bajaron los sueldos en el club y se había hablado de que este año volveríamos a como estaban las cosas antes, pero eso no ocurrió.

- ¿Los dirigentes te entregaron alguna explicación?
- Me dijeron que me mantendrían el sueldo del año pasado y no tenían nada más que ofrecerme.

- ¿Con que sensación te quedas después de estar ocho años en la Universidad de Concepción?
- Es una pena, porque ha sido un proceso tan largo y siempre hable de que quería terminar mi carrera de jugador acá en Concepción. Además, fue lamentable para mí ver que no hicieron un esfuerzo para que me quedara y si el entrenador (Pablo Ares) hubiese querido que me quedara, habría hecho algún tipo de presión. Uno no es del gusto de todos y esto es parte del deporte.

- ¿Pablo Ares te comentó durante el semestre respecto si lo tenía en sus planes para el 2015?
- No. Nunca me dijo nada. Cuando converse con él durante mi último día, me dijo "Lalo, los dirigentes no quieren subir las lucas y buscan traer nombres nuevos. Si te quedas, es bajo las mismas condiciones que estás hoy". En varias ocasiones, otros equipos me ofrecieron mucho más dinero del que ganaba acá para irme. Pero por lealtad a mis compañeros y a la institución nunca me fui.

LA INTENCIÓN DE VOLVER

En sus palabras, Eduardo Marechal siempre mostró la intención de volver e incluso reconoció sentirse mal por su salida, debido al cariño que los simpatizantes del "Campanil" siempre le mostraron.

- ¿Has podido hablar con tus ex compañeros de equipo?
- He hablado con algunos y la mayoría están tristes. Tenía buena relación con gran parte del plantel, muchos pasan a ser amigos después de tantos años.

- ¿Qué balance realizas después de jugar ocho años en la UdeConce y recibir el cariño de la gente?
- Eso es lo que más rescato. Los títulos que logré con la Universidad de Concepción, desde que llegué en 2007. Además siempre sentí el cariño de la gente. Con los hinchas tenía una muy buena relación y siempre después de los partidos, me tomaba el tiempo de hablar con ellos. Tener la posibilidad de compartir aunque sea un momento. El cariño que se siente es tremendo.

- ¿Volverías a Concepción?
- Sí, obvio que volvería. Uno deja las puertas abiertas y el mundo del deporte da vueltas. Después dependerá del momento en que me encuentre y de las personas que estén a cargo del club.

Diario El Sur de Concepción

3 comentarios:

MAXBOWHUNTER dijo...

Eduardo "Lalo" Marcehal es para mi y para muchos el mejor jugador del país. Me recuerda a Pippen de los Bulls de los 90. Aporta en todos los frentes, anota, asiste, defiende fieramente, bloquea, la vuelca, marca triples y lo más importante, tiene un corazón gigante que trasciende la cancha. Es un niño bueno y en lo personal, creo que representa los valores de nuestra casa de estudio. Su partida duele y hablo como exalumno y como hincha, que sigue a la UdeC a cada ciudad donde le corresponde jugar. El equipo y los jugadores nos acercan a nuestro origen y en especial "Lalo", quien siempre tuvo tiempo para dar un abrazo afectuoso. No queda más que agradecer las alegrías y los buenos momentos que nos regalo cada fin de semana durante todos estos años, gracias por su clase, la que quedó demostrada en esta entrevista al rescatar los bueno, al reconocer el cariño de los hinchas y al dejar la puerta abierta para un eventual regreso. Espero que los dirigentes observen estos detalles.
Por lo menos, estarás más cerca para verte jugar cada fin de semana...

Victor Solís dijo...

La pérdida del gran "Lalo" es la pérdida del espíritu del equipo, de la fuerza y "del ponerse de pié" que alude nuestro orgulloso himno. Somos muchos los que estamos tristes con su partida, por que representa definitivamente los valores de nuestra casa de estudios, luchador y jugador de todas las facetas del juego. Un gran amigo y mejor persona. Una tremenda suerte para quienes lo reciben.

MAURICIO JEREZ VEJAR dijo...

Aún creo que lo sucedido en el equipo de Basquet de la UdeC no debio ocurrir. Todo parte mal con la salida del entrenadorn argentino y la llegada del actual, de quien recuerdo su paso por Liceo mixto y varios partidos en la Casa del Deporte, donde destacó por lo mal educado.
Esto pasa por los dirigentes sin duda, despues de sacar o no hacer los esfuerzoa necesarios para mantener a jugadores totalmente identificados con la UdeC, con el campanil, con los estudiantes y la ciudad, quienes seguimos siempre al equipo estamos aun muy dolidos y sin entender. Como exalumno de la UdeC creo que esto no debe volver a ocurrir, es más, Marechal, Arteaga y Vasquez volveran al club y los dirigentes y su entrenador se tendran que ir.