lunes, 19 de marzo de 2012

LIGA DE LAS AMERICAS: EL APRENDIZAJE DE LOS LEONES?


Antes de iniciar su viaje a Sao Paulo para debutar en competiciones internacionales, dirigentes de Los Leones de Quilpué y también su entrenador habían señalado que allá querían adquirir experiencia y, claro, la consiguieron.

Seguro, el primer día no pronosticaban adquirir el tipo de experiencia que tuvieron. En un partido deplorable, los dirigidos por Claudio Jorquera se encontraron con un rival brasileño de nivel y que les hizo pagar caro cada uno de los errores de un debutante. Timoratos a la hora de pasarse el balón y sin acordarse de defender, los chilenos vieron pasar a los jugadores del Bauru que liquidaron el partido tempranamente. El 94-60 el marcador fue indicador de una paliza que tuvo poca respuesta de los chilenos.

Heridos por la pobre imagen presentada en su debut, los de la Quinta Región aprendieron rápido que en el extranjero se necesita defender y se necesita confianza. Así, en el segundo día de competición plantearon un inteligente partido ante los argentinos de Quimsa y casi los sorprenden. Apenas perdieron por dos puntos (70-72).

Más tranquilos, el tercero de los duelos fue ante Uniceub, también brasileño y a la postre ganador del grupo. Aunque lejos de la imagen presentada ante Bauru en el debut, el partido con Uniceb nuevamente mostró un resultado abultado para Los Leones (91-61). Aquí, lo que pasó es que Los Leones perdió en la justa medida que perdería cualquier equipo chileno ante un rival de gran nivel en Brasil. La supremacía física fue evidente y con Scot Rogers sin participar del juego, las variantes ofensivas del quinteto chileno fueron pocas.

En síntesis, lo que queda de este debut internacional de Los Leones es un poco lo de siempre: un partido que sirve para ilusionarse (en este caso el que se jugó contra Quimsa) y otros dos para desengañarse. A Boston College le pasó algo parecido en noviembre en la Liga Sudamericana, victoria ante Atenas y derrotas con Flamengo y la Universidad Técnica de Ecuador.

Pareciera que al básquetbol chileno le falta confianza y, por supuesto, mejor estado y desarrolló físico de sus jugadores. Jugar tres partidos consecutivos ante rivales de jerarquía no es tarea fácil para nuestros basquetbolistas. Quizás eso sea una buena enseñanza para Los Leones, que, según lo planificaron, llevaron a sus más jóvenes jugadores a medirse con los mejores de Brasil y Argentina. Muchachos como Sanino y Carrión terminaron compartiendo cancha con seleccionados brasileños y de seguro tomaron nota que condiciones para este deporte pueden tener, pero también se habrán dado cuenta que para competir con ellos se tiene que defender y correr todo el partido, además de trabajar el físico y agregarle más musculatura al cuerpo. Lo bueno es que tiempo tienen.

A.V

Solobasquet

No hay comentarios: