martes, 21 de abril de 2009

FRANCO MORALES: LA APUESTA A FUTURO DE LICEO MIXTO

El juvenil de 16 años es uno de los 3 refuerzos con que cuentan los “Cóndores” de Aconcagua para este 2009 y tanto el técnico como los jugadores esperan mucho de él ya que tiene una gran proyección. Además el talentoso deportista espera aprender mucho de los jugadores que tiene al lado y se siente orgulloso que el mejor equipo de Chile se interese por contar con él.

De personalidad introvertida y de miembros de una familia cestera, el pequeño en edad (16) Franco Morales llegó a una tierra de gigantes del básquetbol, ya que de un momento a otro paso de estar jugando con jóvenes de su misma edad y tal vez un poco mayores, a pertenecer al mismo equipo del mejor club cestero de los últimos años en el país, teniendo al lado suyo a figuras nacionales como Patricio Briones, Percy Werth y Patrick Sáez de los cuales espera aprender mucho.

Pero la llegada de Morales este año a Liceo Mixto no es la primera ya que reforzó al plantel que se coronó campeón del Domani el año pasado, siendo uno de los pilares del equipo y que hizo que Pablo Ares lo quisiera como refuerzo.

Morales quien empezó a jugar de manera más seria desde los 15 años en su categoría en la zona sur, pero cuenta que para él es muy importante que el equipo campeón se haya fijado en él, lo que lo tiene contento y espera ganar el máximo de partidos posibles. Sobre su experiencia en el Campioni del Domani, desde el principio se sintió muy bien recibido por el cuerpo técnico y los jugadores del cuadro estudiantil, razón que hizo que no dudara en incorporarse este año a la tienda liceana.

Ares desde un principio al sellar su incorporación como refuerzo este año manifestó que Franco Morales tiene una gran proyección, situación que es refrendada por el capitán Patrick Sáez y sobre esto Morales piensa que “es muy importante tener este apoyo, y es por eso que debo hacer mi trabajo y responderle al técnico aunque tenga 16 años tengo que responder en la Dimayor, si es que me ponen 3, 4 minutos o 10, debo jugármela por entero ese tiempo”.

Pero este joven talentoso deportista no quiere quedarse tan sólo en ser un muchacho con un gran futuro, sino que pretende concretarlo ya que espera en un corto plazo jugar bien este año en la competencia Dimayor y dejar la percepción en el público de que “ojala yo entre y la gente diga que “este cabro es juvenil, le falta mucho”, sino que quiero entrar y ser un aporte para el equipo, que por jugar bien me vayan dando cada vez más minutos en cancha y eso es lo que quiero este año. Pero a futuro quiero ser protagonista y no pasar desapercibido… ser el mejor de Chile”.

Y para esto Franco Morales esta en el camino y en la senda correcta, ya que actualmente está compartiendo equipo con los considerados, por lo entendidos de basquetbol, los mejores de Chile como lo son Patricio Briones, Patrick Sáez y Percy Werth, de los cuales este talentoso base espera aprender mucho, ya que según él son las máximas figuras de este tiempo, así que puede preguntarles cosas, les pueden enseñar en los partidos y las diferentes cosas de este deporte, siendo esta una ventaja para él con respecto al resto de los jóvenes de su edad.

Pensando en el futuro

Esta promesa del deporte cestero chileno, se toma con mucha responsabilidad su futuro ya que desde que se decidió a practicar de lleno el básquetbol ha sabido que tiene que dejar muchas cosas de lado como por ejemplo su familia y es por eso que este año ya se vino a vivir a la ciudad de Los Andes y estudia en el mismo colegio donde juega y a pesar de esto se muestra contento de estar acá ya que “si uno quiere ser alguien en los deportes, debe hacer sacrificios”. Dejando en un primer momento su natal Talca para representar a Valdivia y de ahora en más al deporte Aconcagüino.

Pero no es casualidad, que Morales se interesara en el basquetbol, debido a que proviene de una familia ligada al deporte cestero, ya que están ligados fuertemente a Español de Talca donde incluso jugó su hermano Luis Morales, pasando este deporte desde sus abuelos, padres, tíos y hermanos, llegando hasta él, ya que desde siempre ha visto como su familia practica el básquetbol, siendo este deporte lo que le nace y le gusta como para dedicarse el resto de su vida.

Y es por eso que al compartir con el mejor cuadro de Chile Morales detalla que eso es un aliciente para él ya que le dan más ganas de jugar, donde ya se dio cuenta que tiene las armas necesarias para desempeñarse como profesional en Dimayor, reconociendo que le falta mucho por aprender, pero tiene velocidad y precisión, por lo que le queda solo tener un poco más de fuerza, para así llegar a jugar a un nivel óptimo en la Dimayor.

Es de esperar que este año explote la figura de este talquino que llegó a Los Andes en busca del sueño de alzarse a corta edad como campeón de la Dimayor.

Fuente Diario El Observador “Tiro Libre”